domingo, 19 de septiembre de 2021

(Colombia) Cuando casi conozco a Caballero (+Opinión)

Por Mico -
Yo estudiaba periodismo en la Universidad de Antioquia y conocí la revista Alternativa; me encantaron las caricaturas de Caballero y las copiaba. Azuzado por mis compañeros de pupitre mandé cuatro o cinco dibujos y me publicaron uno: supongo que fue él. Una vez estuvo en la universidad y lo abordé y me le presenté y le di mi libro de caricaturas Lo mejorcito de Mico. Me lo recibió muy cálido.

La segunda vez que lo vi fue en la Feria de Cali, a donde Tola y Maruja fueron como comentaristas taurinas, pero los directivos no nos dejaron entrar a la plaza dizque porque le quitábamos seriedad a la fiesta. 

En la salida de una corrida íbamos Sergio Valencia (Maruja) y yo en un automóvil y vimos a Caballero tratando de parar un taxi, misión casi imposible en ese momento. Lo recogimos en nuestro carro y lo llevamos al hotel. Nos invitó a un trago.

Estuvimos hasta muy tarde bebiendo y conversando y riéndonos. Yo, de la emoción, me emborraché, y al día siguiente no recordaba ni mu de todo lo que hablamos. Eso me dio mucho “guayabo” (pesar, en paisa). Qué berriondera no recordar una conversación con semejante lumbrera.

La segunda vez que lo vi fue en un coctel en Medellín, y hablamos toda la noche (o hablé yo solo, no sé) y también de la emoción y la timidez me emborraché. Pero sí recuerdo que lo llevé hasta el hotel. Al otro día también me dio guayabo no recordar lo que hablamos, pero me puse feliz: si se dejó acompañar hasta el hotel quiere decir que no lo empalagué. ->>Vea más...
 
FUENTE: Artículo de Opinión – Los Danieles
 

LO + Leído...