lunes, 1 de abril de 2019

(España) Matamala, el administrador de Puigdemont, dejó un impago de 600.000 € públicos

Tras cada gran fortuna siempre hay un crimen, sentenció el escritor francés Honoré de Balzac. En el caso de Josep Maria, 'Jami', Matamala, amigo de Carles Puigdemont, no se puede hablar de crimen pero sí de pufo, pues una de las primeras empresas de Jami Matamala dejó a deber al Institut Català de Finances (ICF) —la entidad de crédito pública de la Generalitat— la friolera de 600.000 euros, 100 millones de pesetas de la época, tras suspender pagos en una polémica operación empresarial, que acabó en una todavía más desordenada liquidación de la empresa. Matamala tiene un pasado, y ahora que Puigdemont lo ha nombrado candidato al Senado por Girona, ese pasado llama a su puerta.

En 1992, Matamala estaba al frente de la empresa Linel Industrial, dedicada al mobiliario de oficina. Ese año, recibió el crédito del ICF. Cinco meses después, a finales de 1992, Linel Industrial suspendía pagos. Por falta de liquidez no sería, dado el volumen del crédito recibido ese mismo año. Un total de 600.000 euros volatilizados, según ha explicado el 'Diari de Girona'.

Hoy, Matamala no solo ejerce de mejor amigo de Puigdemont y futuro senador provincial. Jami Matamala es, junto con Jaume Cabaní, administrador de CATGlobal ASBL, la fundación impulsada por el entorno del 'expresident' para respaldar sus actividades en Bélgica. El esquema belga en el fondo es muy sencillo: Matamala administra los fondos y Cabaní, como jefe de operaciones, se los gasta en cuestiones como el Registro Ciudadano. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de MARCOS LAMELAS - El Confidencial
 

LO + Leído...