viernes, 5 de julio de 2019

(Holanda) El inesperado fin del secuestrador de Mr Heineken

Ha sido bautizado como el juicio del siglo en Holanda. Uno de los más mediáticos de la historia del país y con un solo protagonista: Willem Holleeder. Este holandés -con 61 años manchados por una carrera criminal que inició en su juventud- saltó a la fama tras liderar en 1983 el secuestro del empresario Freddy Heineken, presidente de la célebre cervecería neerlandesa. Bautizado como un 'topcriminelen' por la prensa, ha sido condenado a cadena perpetua por cinco asesinatos gracias al testimonio de sus hermanas. Pero su familia teme que ni aún las rejas puedan contenerlo.

Apodado "El narizón", Holleeder fue detenido en diciembre de 2014 en un espectabular operativo policial que incluyó a cientos de agentes y militares. Era sospechoso de extorsionar al expresidente del club “Los Ángeles del Infierno Holanda”. Al año siguiente, mientras esperaba el juicio en libertad, se empezó a conocer que estaba detrás de varios asesinatos de sus propios socios criminales. El soplo vino de la forma más inesperada.

Su hermana Astrid, una abogada criminal con la que se llevaba relativamente bien, se ofreció a ayudarle con el juicio por extorsión. Ella temía que si se negaba y le daba la espalda podría ordenar su asesinato. Pero en sus múltiples visitas a prisión lo grabó en secreto mientras él confesaba los crímenes cometidos y después entregó las grabaciones a la policía. Ahí pasó a formar parte del programa de testigos protegidos, al igual que su hermana Sonja, quien le guardaba rencor por estar detrás del asesinato de su marido. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de IMANE RACHIDI - El Confidencial
 

LO + Leído...