miércoles, 14 de agosto de 2019

(EE.UU.) Qué es ser una "carga pública" y cómo afecta el proceso para obtener la "green card"

El gobierno de Donald Trump anunció este lunes una norma que busca limitar la residencia permanente de inmigrantes que puedan representar una "carga pública" al no ser autosuficientes y hacer uso de los beneficios de la asistencia social.
"La autosuficiencia siempre ha sido el centro del Sueño Americano",expresó Ken Cuccinelli, director interino de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por sus siglas en inglés), al exponer los argumentos de la nueva normativa que se inscribiría en el Registro Federal en miércoles y entraría en vigor en octubre.

El departamento de migración podría negar la solicitud de tarjeta de residente permanente (green card), a inmigrantes que hubieran solicitado algún beneficio social durante más de 12 meses en un período de 36 meses. Si en un mes recibió apoyos en dos ocasiones, se contará como dos meses, advirtió Cuccinelli.

Esta medida de la administración Trump repercute principalmente en la población migrante de escasos recursos.

Los beneficios públicos que son costeados por los contribuyentes incluyen la asistencia alimentaria a través de mecanismos como las estampas de alimentos (food stamps), subsidios para vivienda que se entregan en vales, subsidio de medicamentos y el seguro de salud público Medicaid.

¿Qué es ser una carga pública?

La ley federal de la Unión Americana describe que alguien que depende principalmente en ayuda financiera del gobierno es una "carga pública".

Si el gobierno de los EEUU determina que una persona que no es ciudadana estadounidense tiene probabilidades de convertirse en una "carga pública, se le pudiera negar el ingreso a los EEUU o impedirle hacerse un residente legal permanente. Eso significa que la persona no puede obtener una tarjeta de residente.

El término fue incluido por primera ocasión en la ley de inmigración de 1882. Este mismo año EEUU publicó el Acta de Exclusión China que prohibía la entrada a trabajadores chinos bajos la premisa de que la inmigración de ese país pondría en peligro la tranquilidad de ciertas localidades.

En 1952 en el Acta de Inmigración y Nacionalidad, se estipuló que alguien que sea "carga pública" estaría sujeto potencialmente a la deportación.

En 1990 la administración Clinton estipuló que solo apoyos que se entregaban en efectivo podrían hace que alguien que vivía de ellos fuera considerado "carga pública".

La federación aporta una cantidad de fondos de los contribuyentes para la asistencia social. Programas como la Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF, por sus siglas en inglés), están limitados en el tiempo que se pueden entregar y es cada estado el que tiene potestad sobre el presupuesto que entregará anualmente.

El promedio de ayuda a nivel nacional es de USD 418 mensuales.Se puede recibir hasta por 60 meses.

De acuerdo con estadísticas oficiales, no son los inmigrantes los que usan más los beneficios sociales como las estampillas de alimentos. La población blanca representa el 37% de los usuarios, le siguen los afroamericanos con el 22%, los hispanos 10%, nativos americanos 4% y asiáticos 2%.

EEUU gasta menos en ayuda a pobres que países desarrollados como Canadá, Reino Unido y Japón.

"El término 'carga pública' significa esencialmente ser una carga para la sociedad", escribió la organización defensora de migrantes Raíces.

"Esta nueva regulación castigará a los inmigrantes por usar los beneficios del gobierno. Dejemos esto claro: todos tienen derecho a los servicios sociales, independientemente de su estatus migratorio", agregó en una declaración publicada en su cuenta de Twitter.

"Una vez que esta norma sea implementada y sea efectiva a partir del 15 de octubre los funcionarios migratorios van a considerar que si un extranjero recibió o recibe algunas de las ayudas señaladas esto va a ser considerado como un factor negativo al examinar su caso", dijo en una rueda de prensa Cuccinelli.

Esta nueva reglamentación va a afectar los procesos para recibir la nacionalidad de millones de inmigrantes, la mayoría de origen latino, que trabajan en empleos mal pagados y que dependen de ayudas sociales para vivir.

"Esta acción va a ayudar a asegurar que si un extranjero entra o permanece en Estados Unidos deba mantenerse a sí mismo y no depender de ayudas sociales", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Para el gobierno estadounidense, el presidente Donald >"Trump está reforzando una ley ya existente para evitar que los extranjeros dependan de los programas de ayudas sociales".

En Estados Unidos hay cerca de 22 millones de extranjeros que residen legalmente en el país.


FUENTE: Con información de Infobae // Agencias
 

LO + Leído...