miércoles, 4 de septiembre de 2019

(España) La agente literaria que quiso demostrar un fraude médico y arruinó su vida en el intento

Pilar Ocón es una agente literaria poco común. Su empresa, con sede en Granada, se especializaba en literatura científica inédita, es decir, en 'papers' que aspiran a ser publicados en revistas o libros. Era la única en la mitad sur de la Península haciendo eso, en una ciudad de mucha tradición universitaria. Su agencia pronto subió como la espuma y en los años buenos, entre 2003 y 2008, llegó a trabajar (según su estimación) con más de 9.000 autores, universidades extranjeras o las editoriales científicas internacionales más relevantes, como Springer o Elsevier.

Sí, hablamos en pasado de la empresa. Desde hace una década, está sin actividad, dado que su fundadora tuvo que dejarla aparcada mientras permanece aún enfrascada, a medio camino entre la heroicidad y la insensatez, en un contencioso administrativo contra el Servicio Andaluz de Salud, al que demandó por fraude científico.

"Yo era la única que hacía algo así", recuerda Ocón, especialista en esa intersección entre la literatura científica y los derechos de autor. "Estudié y conocí esta profesión en el extranjero, y con lo que ha ocurrido, ya tengo todas las puertas cerradas en el aspecto laboral". ->>Vea más...

FUENTE: Con información de ANTONIO VILLARREAL - El Confidencial
 

LO + Leído...