miércoles, 23 de octubre de 2019

(Panamá) Intervención de Allbank pone en duda labor de la Superintendencia de Bancos

La toma administrativa y operativa del banco Allbank ha dejado al descubierto una serie de irregularidades de la entidad financiera y ha puesto en duda la labor de fiscalización de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP).

El pasado 9 de octubre, la SBP prorrogó por 30 días más la intervención del banco, mediante la Resolución No. SBP-0191-2019 en la que, además, enumera las irregularidades internas de la entidad financiera.

Entre las primeras irregularidades que se menciona en la resolución, están la débil gestión de riesgo, la incertidumbre sobre la disponibilidad de los recursos líquidos con que cuenta el banco, gestión de liquidez concentrada en partes interesadas, débil gobierno corporativo, cartera de préstamos de baja calidad y deficiente gestión de activos.

Además, debilidades en el cumplimiento del régimen de prevención de blanqueo de capitales, el financiamiento del terrorismo y de la proliferación de armas de destrucción masiva.

El banco también demostraba “un alto grado de debilidad” en la viabilidad financiera y gestión corporativa.

Todas estas irregularidades están escritas en la primera página de la resolución del SBP y para los cuentahabientes, es también una “debilidad” de la labor de la entidad fiscalizadora.

Unos cuentahabientes hablaron bajo el anonimato con La Estrella de Panamá para manifestar su preocupación por sus ahorros y quejarse de la SBP.

El banco fue intervenido el pasado 9 de septiembre, mediante la Resolución No. SBP-069-2019, y después de siete años la interrogante de los cuentahabientes es “¿dónde estaba la Superintendencia de Bancos durante este tiempo?”.

En la resolución del 9 de octubre, analiza uno de los cuentahabientes, la SBP enumera las irregularidades en la que incurría el banco; sin embargo, en la primera de septiembre no hace referencia a esas anomalías. ¿En un mes detectaron esas irregularidades?, se pregunta, y a continuación se responde “no lo creo”.

En total son unos 3,500 cuentahabientes que no han podido recuperar sus ahorros y la semana pasada se reunieron para analizar las acciones que tomarán. Algunos cuentahabientes del banco vivieron la incertidumbre de la intervención del Balboa Bank en la que perdieron un porcentaje de sus ahorros.

Ahora no saben a ciencia a cierta qué pasará con sus ahorros porque no hay claridades de los fondos.

El único accionista de Allbank es el Banco del Orinoco N.V que, el pasado 5 de septiembre, fue intervenido como “medida de emergencia” por el Tribunal de Primera Instancia de Curazao a solicitud del Banco Central de la isla caribeña.

Esta situación, señala la resolución de la SBP, limitaba el acceso al Allbank a sus activos líquidos debido a que una parte “significativa” se encuentra colocados en el Banco de Orinoco N.V.

El pasado 4 de octubre, el Tribunal de Primera Instancia de Curazao declaró en bancarrota a la entidad financiera.

El Banco Central de Curazao detectó que los activos del Banco Orinoco “son sumamente limitados”, mientras que las deudas “son sustanciales”, señala la resolución del SBP.

En Panamá no solo los cuentahabientes se mantienen en zozobra por la intervención del Allbank. Uno de los depositantes informó que este banco era usado por al menos 20 empresarios cubano-panameños para realizar las transacciones de compra en la Zona Libre de Colón de mercancías que son enviadas a Cuba.

Ahora las compras que se realizaron y que estaban a la espera de la transacción, a través de este banco, corren el peligro de que no se puedan cancelar, indicó.

La SBP designó a Juan Ricardo Russo y Rafael Moscarella como administradores interino del Allbank.

Un informe de los administrativos interinos señala que al 9 de septiembre, el banco Allbank mantenía $177.9 millones de depósitos de clientes, de los cuales $141.5 millones estaban en colocaciones e inversiones como títulos de valores.

Sin embargo, en el informe de deja claro que no se había podido completar el análisis de los activos debido, entre otras cosas, a que no habían recibido los fondos de la mayoría de las entidades a las que se le ha solicitado.

situación financiera
Los administradores emitieron un informe sobre las finanzas del banco el 7 de octubre pasado
177.9 millones de dólares en depósitos de clientes al 9 de septiembre pasado.
141.5 millones de dólares en colocaciones e inversiones, en su mayoría en título de valores.
64.6 millones de dólares que corresponde a la cartera de prestamos. Sin embargo, el informe revela que no se ha logrado completar el análisis de valor de los activos del banco.

FUENTE: Con información de José Arcia - La Estrella de Panamá
 

LO + Leído...