lunes, 13 de enero de 2020

(Panamá) Cuarta querella contra el expresidente Juan Carlos Varela

El expresidente Juan Carlos Varela ya acumula cuatro querellas en el Ministerio Público, de las cuales al menos dos apuntan a un posible caso de múltiples delitos cometidos entre enero de 2009 y julio de 2019: blanqueo de capitales, delincuencia organizada, asociación ilícita, corrupción de servidores públicos y enriquecimiento injustificado.

Además, el expresidente Varela, su hermano José Luis "Popi" Varela y el exdirector del Consejo de Seguridad, Rolando López, fueron querellados por el supuesto delito contra la vida y la integridad personal de una diputada.

Al menos, una de las querellas señala que una de las empresas usadas para el supuesto blanqueo de capitales fue la licorera familiar del exmandatario, Varela Hermanos S.A.

De acuerdo con el centro de recepción de querellas y denuncias del Ministerio Público, los cuatro recursos legales contra Varela fueron presentados por los abogados Miguel Antonio Bernal junto a Sidney Sittón, Guillermo Cochez, Abdiel González y otro por la diputada Zulay Rodríguez.

Fuentes oficiales afirman que la exprocuradora Kenia Porcell habría admitido una de las querellas en contra de Varela, 15 días antes de dejar el cargo. Esto habría activado la revisión de las cuentas del expresidente Varela en el centro bancario panameño.

De acuerdo con los Varelaleaks, en 2017 un banco de la localidad reportó como sospechosas una de las cuentas de Varela, causando la furia del expresidente. En ese entonces, Varela dejó entrever que arreglaría su problema directamente con la Unidad de Análisis Financiero (UAF).

Ahora las querellas están en manos del procurador Ulloa. La querella presentada por Bernal y Sittón afirman que el expresidente Varela habría recibido sobornos y pagos ilícitos a través de una constructora brasileña (Odebrecht) y que dichos pagos se utilizaron para pagar a empresas chinas productos como botellas y etiquetas de Varela Hermanos S.A.

Bernal y Sittón sostienen que Varela habría utilizado un conjunto de empresas jurídicas y personas naturales que sirvieron como testaferros, entre ellos Jaime Lasso y Carlos Duboy.

Los querellantes también afirman que se utilizaron empresas de China para lavar el dinero como es el caso de "BK Rekhatex Ltd, Taishan Rongfeng Printing Plastic Ltd y Taishan Baofeng Platic & Harware Ltd".

En el recurso se solicitaron asistencias judiciales a Suiza, Brasil, Estados Unidos, China y Hong Kong, a fin de determinar e identificar a las personas y empresas con cuentas vinculadas a los pagos de estos supuestos sobornos, listando al Bank of China, Postal Savings Bank of China y al Estándar Chartered Bank Limited de Hong Kong.

Entre las personas y sociedades que piden rastrear en estas diligencias, los querellantes mencionaron a la Fundación Don James, Michelle Lasso, Jaime Lasso, Philip Guirian, Alberto Aristides Arosemena, Margarita Reátegui de Niño, Juan Antonio Niño, Olivio Rodríguez, Constructora Internacional del Sur, Marpía Mercedes Rabat, Brewter Oil Corp, Kliddenford, Eco Sauber, Sarawak Corporation, Quinus Services, Panaglobal Trading, Gulfstar Business.

En la querella presentada el 16 de diciembre por la diputada Zulay Rodríguez, se acusa a los hermanos Varela y a Rolando López de haber utilizado audios ilegales y alterados, además de hechos falsos, para afectar su integridad e imagen. Fue una forma de desacreditarla como crítica del pasado Gobierno, denunció la diputada.

Rodríguez también presentó como base de su querella las conversaciones filtradas a Varelaleaks.com, en donde mencionan su caso y admiten que estaban atacándola con hechos falsos a través de una grabación hecha por Ismael Pittí, un exmiembro del Consejo de Seguridad, que Varela protegió nombrándolo en la misión de la OEA en Washington.

De acuerdo con la querella, el complot para atacar a la diputada quedó en evidencia en la conversación que sostuvo Varela con el mexicano Raúl Velázquez, un hacker contratado para atacar a los críticos y medios de comunicación fuera de la línea del Gobierno pasado.

En la conversación filtrada a Varelaleaks.com, Velázquez admite que todo lo relacionado con la muerte de una persona llamada Héctor Rojas era falso, y que solo se estaba usando el hecho para atacar a la diputada.

FUENTE: Con información de Panamá América
 

LO + Leído...