domingo, 19 de abril de 2020

(Colombia) Periodistas piden a la Corte Suprema interrogar al director de la Unidad Nacional de Protección sobre colaboración al narcotraficante “Ñeñe” Hernández en la campaña de Duque

Los periodistas Gonzalo Guillén y Daniel Mendoza reiteraron a la Corte Suprema de Justicia su pedido de capturar al senador del Centro Democrático Álvaro Uribe para impedir así que pueda sabotear la investigación de la llamada “Ñeñe-Política”, como lo ha hecho en otros casos de procesos que se llevan en su contra.
Guillén y Mendoza denunciaron a Uribe ante la Corte Suprema de Justicia por los nexos que, de acuerdo con grabaciones lícitas de la Policía Nacional y testimonios, tiene en el escándalo por la compra de votos con dineros del narcotráfico en la costa norte para Iván Duque durante la segunda vuelta electoral de 2018, en la que obtuvo el triunfo.

En un segundo memorial dirigido al magistrado investigador del caso, Misael Rodríguez, de la Sala de Instrucción, los periodistas consignaron:

“…la ley es clara y si se obedece lo consignado en ella, usted, señor Magistrado Misael Rodríguez, debe proceder a emitir la orden de captura en contra del senador Álvaro Uribe Vélez, llevarlo a indagatoria y decretar la detención preventiva de este hombre, que en Colombia es dueño del paramilitarismo, de las rutas del narcotráfico, del gobierno, de sus funcionarios y hasta de las instituciones electorales, pero no de la democracia que usted tiene hoy el deber de defender”.

En este escrito fue solicitada la declaración de Daniel Andrés Palacios Martínez, director de la Unidad Nacional de Protección, UNP, quien no solamente tiene vínculos familiares, políticos y comerciales con varios de los protagonistas del escándalo, sino que obró como uno de los más diligentes y leales colaboradores de los hermanos “Ñeñe” y “Goyo” Hernández Aposte durante la campaña de Iván Duque a la presidencia de la república.

Palacios, quien fue designado en el cargo por el presidente Duque, se ha negado públicamente a brindar un esquema de seguridad adecuado y confiable a varios de los periodistas de La Nueva Prensa de Colombia que están siendo amenazados por haber puesto al descubierto la llamada “Ñeñe-Política”.

Dentro de los más de 50 testimonios que le han solicitado, los periodistas pidieron a la Corte Suprema citar a declarar a múltiples amigos que tenían en común José Guillermo Hernández Aponte, alias “Ñeñe”; su hermano José Gregorio Hernández Aponte, alias “Goyo”; Álvaro Uribe, sus dos hijos e Iván Duque. Entre ellos se pide la declaración de Faruk Urrutia Jalile –quien se adjudicara la fotografía pornográfica que tenía Álvaro Uribe en su celularl- y que, además de haber participado en la campaña de Iván Duque, era uno de los mejores amigos, tanto del narcotraficante “Ñeñe” como de su hermano “Goyo”.

De la misma manera, han sido solicitados los testimonios de María Claudia Daza, alias “Caya”, asesora principal de Uribe Vélez y pieza fundamental de la investigación, si bien en las grabaciones de la Policía ella pone al descubierto la compra de votos en conversaciones telefónicas con “Ñeñe” y su hermano “Goyo”.

“Ñeñe” Hernández fue asesinado en Brasil el pasado 1 de mayo, cuando era seguido por las autoridades de Colombia y Estados Unidos debido a sus nexos con el narcotraficante y asesino Guajiro Marcos de Jesús Figueroa García, alias “Marquitos”, de quien era testaferro en la tenencia de bienes –ya incautados– cuyo valor ronda los dos millones de millones de pesos.

Se le pide a la Corte también interrogar al supuesto ganadero "Che" Molina, así como a los intérpretes y empresarios del folclor vallenato Jorge Celedón, Carlos Bloom (manager del Silvestre Dangond); Iván Zuleta; Saúl Lallemand, Orangel Maestre, (a) “Pangue”; Israel Romero, Almes Granados (también Rey Vallenato), Alfredo Gutiérrez, Gonzalo Molina (a) “El Cocha”; Ivo Luis Díaz Ramos –hijo de Leandro Díaz–, Hugo Carlos Granados, Alvarito López y Kbeto Zuleta (hijo del Pocho Zuleta). Igualmente, al intérprete de la caja vallenata Pablito López, al también artista Farid Ortiz, a Jorge Iván Díaz, (a) “Churo” Díaz; a Peter Manjarrez y su manager Juan K. Vega, compadres de parrandas de Iván Duque y colaboradores ancestrales en varias de las campañas de Álvaro Uribe Vélez y de muchos políticos del Centro Democrático y, a su vez, grandes amigos del “Ñeñe” Hernández.

Se solicita citar a declarar a varios empleados y exempleados públicos, así como a varios miembros de la élite costeña y nacional, como a Jorge Serrano, (a) “Checho”, alcalde del municipio de El Retén, Magdalena; a David Faselo Daza, alcalde de Ariguaní, Magdalena; a Iván Fernando Aguilar Zambrano –ex diputado a la Asamblea Departamental de Santander- y al ex gobernador del Magdalena Luis Miguel Cotes Habeych, (a) “El Mello”, lo mismo que a parientes de María Mónica Urbina, alias “Caya Daza” y del “Ñeñe” Hernández.

Los escritos de Guillén y Mendoza a la Corte exigen solicitar al Polo Club de Bogotá la lista de asistentes a las finales de la “Copa Uribe” de los años 2017, 2018 y 2019 con el fin de corroborar la concurrencia del “Ñeñe” Hernández, quien fue invitado por Pedro Montoya Vernaza, polista y novio de Sofía Vélez Urbina, hija de María Mónica Urbina, esta última esposa del narcotraficante “Ñeñe” Hernández, quien, según varios testigos, departió durante tardes enteras de esos torneos con Luigi Echeverry.

FUENTE: Con información de lanuevaprensa.com.co
 

LO + Leído...