domingo, 5 de abril de 2020

(Panamá) Consorcios se enfrentan por contrato de 200 millones de dólares de la CSS

Dos poderosos consorcios mexicanos se disputan la adjudicación de un contrato en la Caja de Seguro Social por un monto de 200 millones de dólares, que consiste en un proyecto para la actualización, implementación e integración de los procesos de almacenamiento, distribución y dispensa final de medicamentos a nivel nacional.
De acuerdo con una fuente vinculada al proceso, la empresa ganadora hizo una oferta a la entidad por casi 40 millones de dólares menos, sin embargo, fue descalificada supuestamente para favorecer al Consorcio Salud en Control.

La empresa ganadora recurrió a la Dirección General de Contrataciones Públicas para reclamar en derecho la adjudicación del contrato que legalmente se ganó en la licitación pública.

«Es claro el sobrecosto que existe en este contrato con una diferencia de 38.5 millones de dólares, principalmente en un escenario de crisis de recursos que enfrenta el país a consecuencia de la pandemia del coronavirus. Esperamos que Contrataciones Públicas admita el recurso y no apadrine esta irregularidad», dijo la fuente a La Verdad Panamá.

La comisión evaluadora, con el objeto de descalificar a Disur & Motion Health Care, hace observaciones más allá de lo que establece el pliego y le permite incumplimientos claros a la propuesta del Consorcio Salud en Control del grupo Intercontinental de Medicamentos, agregó la fuente.

En su acción de reclamo ante la Dirección General de Contrataciones Públicas, Disur & Motion Health Care argumenta que “la Comisión Evaluadora no posee competencia para recomendar adjudicación alguna ya que se trata de una Licitación por mejor valor, por tanto, a nuestro juicio a todas luces se excede de manera apresurada en dictar un ganador al cual dicho sea de paso demostraremos en el presente escrito los varios requisitos mínimos esenciales y de obligatorio cumplimiento que ha incumplido el Consorcio Salud en Control, la propuesta de este Consorcio ni siquiera debió ser evaluada en virtud de los requisitos mínimos incumplidos”.

Una de las irregularidades, señala la acción de reclamo, se basa en el documento que aporta la sociedad mexicana Intercontinental de Medicamentos de C.V que en defecto de un aviso de operaciones no cumple con la exigencia del requisito mínimo. La actividad comercial en su país de origen es el comercio al por mayor de productos farmacéuticos y la licitación no trata de compras de medicamentos ni productos de farmacia.

La representación legal de Disur & Motion Health Care sostiene que la otra empresa tampoco presentó la certificación de existencia según lo solicitado en el pliego de cargos. Ninguna de las dos sociedades que conforman el consorcio (una sociedad extranjera mexicana y otra sociedad panameña) cumplieron con la certificación del Registro Público de Panamá y la mexicana tampoco presentó certificación del Registro Público de Propiedad y Comercio de México, o institución pública homóloga.

La representación legal de Disur & Motion Health Care solicita que en garantía del interés general , la Dirección de Contrataciones Públicas considere en detalle los argumentos legales expuestos en el reclamo, ya que se trata de 38.5 millones de dólares de diferencia en el precio ofertado de un consorcio sobre otro, evento que demanda un análisis detallado.

Solicitan que se admita la Acción de Reclamo, se ordene una nueva convocatoria a una Comisión Evaluadora y se descalifique al Consorcio Salud en Control.

Consorcio Salud en Control (miembro de Intercontinental de Medicamentos) ofertó 168 millones mientras Disur & Motion Health Care 129 millones de dólares.


FUENTE: Con información de laverdadpanama.com.pa
 

LO + Leído...