jueves, 13 de agosto de 2020

(Panamá) Revelan polémicos detalles sobre compra-venta de grupo editorial

El expresidente de Editora Panamá América, SA (Epasa) Ricardo Chanis ha entregado al Ministerio Público detalles de cómo Ricardo Martinelli y Henri Mizrachi compraron la editorial que publica Panamá América y La Critica aunque Martinelli controla una estación de televisión y es dueño de un diario.

El acuerdo se llevó a cabo en 2010 mientras Martinelli era presidente y ahora es el foco de una investigación criminal que involucra el uso de fondos del gobierno conocida como "Nuevos Negocios". El abogado Chanis, hizo sus declaraciones a los fiscales penales en febrero.

En cuanto a la libertad, cada uno se cuida, dice La Prensa y Ricardo Chanis ha comenzado a distanciarse de Martinelli.

La compra de Epasa implicó el desembolso de unos $ 47 millones, que incluyó el pago en efectivo de una deuda de Epasa -de $ 12,5 millones- con el Banco General, que Martinelli pagó en forma de "préstamo de accionistas".

La compra requirió una arquitectura financiera en la que, según Chanis, Global Bank intervino directamente, que para el 2011 dos accionistas de Epasa -entre ellos Martinelli- controlaban casi el 25% de las acciones de ese banco, dijo Chanis. Las maniobras corporativas sumergieron a los nuevos propietarios de Epasa bajo capas y capas de entidades corporativas, ocultando sus identidades.

Acusado de lavado de dinero en el caso New Business, Chanis ha revelado detalles de la compra y venta de Epasa, según el Ministerio Público, parte del pago se realizó con fondos públicos aportados por contratistas estatales.

Chanis empezó diciendo que sabía que se pagarían 34,1 millones de dólares por Epasa, pero que desconocía el origen de esos fondos.

También dijo que sabía que a ese precio había que sumar una deuda que Epasa mantenía con el Banco General, de $ 12,5 millones. En total, según Chanis, se desembolsaron $ 46,6 millones en la operación de compra-venta de la editorial.

El abogado afirmó que fue contactado en noviembre de 2010 por Henri Mizrachi Kohen, a quien, hasta entonces, no conocía personalmente. Mizrachi le pidió consejo legal para comprar Epasa. Aceptó, aunque su función no se limitaba a la de asesor.

Chanis entregó al Ministerio Público correos electrónicos y múltiples documentos sobre la compra de la empresa, empresas creadas para tal fin, así como comunicaciones con el Banco Global, que aprobó un préstamo para completar el millonario desembolso.

El abogado manifestó que no se esperaba que fuera miembro del directorio de Epasa, pero que Mizrachi le preguntó, poco antes de que se completara la venta, el 21 de diciembre de 2010.

Aunque Mizrachi avaló a Chanis la presidencia de Epasa –y el cargo de tesorero–, el empresario no tuvo ningún problema en ocupar el cargo de secretario del directorio, junto a Alberto Esquenazi, como director.

Chanis se distancia de ambos asegurando que, aunque sirvió en esa junta, lo hizo como un "independiente".

FUENTE: Con información de newsroompanama.com
 

LO + Leído...