domingo, 28 de febrero de 2021

(Colombia) ¿Qué será lo que quiere el mulato? (+Opinión)

Por: Daniel Samper Pizano -
Nuestra historia patria ha sido concebida por los cachacos blancos en detrimento de las mujeres, los indios, los negros y los mestizos. Ha llegado la hora de reescribirla.

El siguiente es un examen elemental de historia de Colombia:
1. ¿Quién dijo que el amor en el interior del país no tiene “esos furores, esas crueldades, ese carácter sanguinario del mulato de la costa”?
A) El sabio Caldas. B) Miguel Antonio Caro. C) Laureano Gómez. D) Adolfo Hitler. 2. ¿Cuántas de sus casi 400 páginas dedica el libro de historia patria de Henao y Arrubla a los negros y esclavos?
A) Ninguna. B) Cuatro. C) Cuarenta y una. D) Ciento seis. 3. ¿Qué actitud asumió la población de color cuando Cartagena declaró su independencia el 11 de noviembre de 1811?
A) Se opuso. B) Guardó silencio. C) Se dedicó a beber y bailar. D) Combatió y tomó el poder. 4. En el siglo XIX, ¿cuántos días tardaba el viaje entre la costa atlántica y Bogotá?
A) Ocho B) Dos semanas. C) Cerca de 40. D) Tres meses. 5. ¿Quién era Pedro Romero?
A) Un torero colombiano. B) Un jugador del Junior. C) Un cantante vallenato. D) Un líder social.
Empecemos por repasar el examen. Las respuestas correctas son:

1, A. Caldas. El prócer popayanejo participaba de las ideas racistas de su tiempo y creía, básicamente, que los pobladores de las tierras cálidas eran negros perezosos y los de las montañas eran blancos civilizados. 2, A. Ninguna. El libro clásico que ha guiado la enseñanza escolar desde 1910 solo reserva una frase de 27 palabras a los esclavos, valiosos tributarios culturales que fueron base de la economía de plantación. La parte sustancial dice: …vinieron los esclavos negros, raza muy infectada… 3, D. Los pardos o mulatos fueron fuerza motriz de Cartagena, primera ciudad americana que proclamó su independencia. Los blancos criollos no los lideraron: los acompañaron. 4, C. Dependía de las lluvias, el río, los caimanes y el músculo de los bogas, pero era normal que el viaje tomara casi un mes y medio. España, en cambio, estaba más cerca: a unas tres semanas de velero. 5, D. Pocos días después del 11/XI/1811, La Bagatela, de Antonio Nariño, aplaudió en Santa Fe el papel del “célebre” mulato Pedro Romero en la independencia. Con el tiempo, su nombre y su hazaña desaparecieron de la historia oficial. Nacido en Cuba, este líder de los artesanos cartageneros murió exiliado y olvidado en Haití.
Es habitual la queja de alumnos, profesores y ciudadanos de más de 50 años en el sentido de que desapareció la historia patria de las aulas en Colombia. Pero resulta igualmente grave que desde hace dos siglos se enseñe una versión impregnada de racismo y machismo. Basada en los cánones de Caldas y otros autores de comienzos del siglo XIX, el cuadro que nos pintan desde entonces es obra de la elite blanca de Bogotá y Popayán. Según ella, todo ha sido muy difícil en este país porque los indios son taimados e inmanejables y los negros solo piensan en bailar y refocilarse. La independencia, añade, fue producto del patriotismo de los descendientes criollos de colonos españoles y algunas veces, cuando surgía un movimiento libertario, el populacho lo estropeaba con conductas violentas producto de su ignorancia y su propensión al sexo y el alcohol.

A finales del siglo XIX una corriente más analítica entendió que la República había creado un nuevo colombiano: el mulato, que reunía la inteligencia del blanco y la fuerza del negro. El remedio a nuestros males, pues, era fomentar esa nueva raza, lo que implicaba acabar con los indígenas sobrevivientes (cerca de un tercio de la población) y fomentar el cruce con los negros, aunque se oscureciera un poco el café con leche. ¿Y qué era lo que quería el mulato? Una nación aglutinada. Cosa que no logró. ->>Vea más...
 
FUENTE: Artículo de Opinión – Los Danieles
 

LO + Leído...