miércoles, 17 de marzo de 2021

La impresionante obra de un albañil extremeño que quiere imitar a Gaudí

Ese genio con apariencia de mendigo que era Antoni Gaudí cambió para siempre la ciudad de Barcelona. El máximo representante del Modernismo catalán fue un arquitecto con un sentido innato de la geometría y el volumen, así como con una gran capacidad imaginativa, que le permitía proyectar mentalmente la mayoría de sus obras antes de pasarlas a planos.
La mayoría de las obras del arquitecto se concentran en la Ciudad Condal, pero por el resto de España podemos encontrar desperdigadas algunas de sus construcciones; como el Capricho de Gaudí situado en Comillas (Cantabria) o la Casa Botines en León. Desde hace unos años un pequeño pueblo de Badajoz también tiene su particular construcción de Gaudí, aunque en esta ocasión no está hecha por el catalán sino que fue ideada por un albañil extremeño.

En el municipio pacense de Los Santos de Maimona, próximo a la sierra de San Cristóbal, se encuentra el denominado ‘Capricho de Cotrina’. Se trata de una de las construcciones más curiosas de España, que recuerda a las que hizo Gaudí.

Este edificio moderno empezó a construirse en 1989 y hoy cuenta con una superficie de más de 180 metros cuadrados. La construcción es el resultado de la imaginación del albañil y marmolista Francisco González Gragera que, atendiendo al deseo de su hija pequeña, quiso tener una casa de campo que fuera completamente distinta a las demás y con apariencia de castillo o palacio de princesa de cuento.

El edificio está construido a base de mampostería de piedra caliza, mortero de cemento y ladrillo, y se encuentra revestido por mosaicos de varios colores. Toda la construcción presenta un juego de formas curvas rematadas con figuras ornamentales, por lo que se considera que el arte se camufla en la naturaleza olvidándose de las rígidas líneas rectas. ->>Vea más...
 
FUENTE: Con información de F.S.B. - El Confidencial
 

LO + Leído...