PUEDE LEER TODAS LAS SEMANAS LOS EXCELENTES TRABAJOS PERIODÍSTICOS DE LOS DANIELES EN INFORME25.COM

lunes, 18 de julio de 2022

(Colombia) El jaque del jeque (+Opinión)

Por: Daniel Coronell -
Faltan 20 días para que termine el gobierno de Iván Duque y avanza a toda máquina una codiciosa operación para raspar la olla. En estas tres semanas se otorgarán licitaciones billonarias como las del Canal del Dique y las minas de carbón de La Jagua y Calenturitas; se comprometerán vigencias presupuestales futuras hasta por ocho años y se gastarán las regalías petroleras que no han entrado. De esta manera el mandatario saliente dejará con pocos recursos y muchos compromisos a su sucesor.

Todo esto ya es suficientemente grave pero nada tan lesivo como un Tratado de Libre Comercio, hecho a las volandas, con el que quieren dejar amarrado para siempre al país.

Se trata de un veloz TLC que planean pactar con Emiratos Árabes Unidos (EAU). Las negociaciones del acuerdo empezaron apenas en marzo de este año y pretenden concluirlas antes del 7 de agosto. Las más recordadas inversiones emiratíes en Colombia consisten en una sociedad de la familia real de Abu Dabi con los Gilinski, los dueños de la revista Semana, para quedarse con las empresas Nutresa, Sura y Cementos Argos aún controladas por el Grupo Empresarial Antioqueño.

El rapidísimo TLC está listo para cerrarse con apenas dos rondas de negociación. Solo para ofrecer una referencia vale recordar que el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos se conversó en al menos once rondas de negociación a lo largo de varios años y tuvo mecanismos de información permanentes al Congreso de la República y a los empresarios interesados. Esas instancias de información se llamaron el “cuarto del Congreso” y el “cuarto de al lado”. El TLC con Singapur tomó casi cuatro años. Con Japón se ha negociado por más de nueve años y trece rondas.

Sin embargo ahora, por obra y gracia de la prisa del presidente Duque, Colombia va a firmar con los Emiratos en menos de cinco meses. Lo curioso es que Iván Duque había prometido en su campaña no firmar más tratados de libre comercio.


El gobierno de Iván Duque, que trabajó como el más disciplinado miembro del equipo de los Gilinski para favorecer la toma hostil de Sura y Nutresa, ahora quiere dejarle, como legado al país, un TLC con los financiadores de la operación.

Los documentos de las OPAs de los Gilinski registraron como socia de la operación, con el 49.99 por ciento, a una firma llamada Aflaj Investment LLC. El cuadernillo de la oferta por Nutresa establece: “Aflaj Investment LLC es una sociedad de responsabilidad limitada, constituida en 2009 y con domicilio en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos. Esta sociedad hace parte del grupo de empresas Royal Group”. El Royal Group no es otra cosa que la familia real del emirato de Abu Dabi.

Como si faltaran pruebas, las tomas financieras de los Gilinski fueron garantizadas con cartas de crédito stand-by expedidas por el First Abu Dabi Bank, el banco de la familia real de Abu Dabi. El miembro más visible de esa familia real es el jeque Mohamed bin Zayed, emir de Abu Dabi y actual presidente de los Emiratos Árabes Unidos. ->>Vea más...

FUENTE: Artículo de Opinión – Los Danieles
 

LO + Leído...