miércoles, 19 de junio de 2019

La respuesta a por qué los griegos pintaban gente roja en vasijas negras

Kílix pequeños y delicados, enormes cráteras imponentes, platos, copas, ánforas, aríbalos, askos, estamnos, cílicas... A finales del siglo VI a.C, mientras los griegos inventan la democracia y se preparan para la inevitable invasión persa, algunos pioneros de la Hélade desarrollan una innovación técnica que desencadenará una revolución artística inimaginable. Hartos de las limitaciones estéticas que imponía el modelo vigente hasta ese momento de figuras negras, alfareros y pintores cuyos nombres bailan entre la historia y el mito como Eufronio, Eutímides, Fincias, Oltos, Epíctetos o el pintor de Panaitios, se deciden a iluminar sus creaciones siluteando directamente figuras rojas sobre fondo negro. Las posibilidades del nuevo artificio desbordan la creatividad en bellísimas escenas mitológicas, bélicas, domésticas, deportivas... y sexuales, con variopintos ejemplos de sexo homosexual, en grupo, onanismo o bestialismo que durante décadas sonrojaron a los conservadores de los museos quienes las ocultaron en sus sótanos.

¿Hay aquí algún enigma? Aparentemente no. Surge una nueva técnica, se expande, sustituye a la anterior... En fin, lo normal. El hecho de que a los griegos antiguos lo que de verdad les gustase fuera contar historias a través de la cerámica y que dispusieran de otros muchos colores para hacerlo además del rojo parece no importar cuando los libros de historia del arte y los museos reproducen ese latiguillo tantas veces repetido de que "la vasija de figura roja en un icono de la Antigüedad". Y sin embargo, cuando el arquéologo inglés Timothy Taylor fue invitado a participar en la ya célebre pregunta Edge anual que anualmente reúne a las mentes más preclaras del planeta para plantearles una cuestión que ilumine las distintas áreas del conocimiento y supo la pregunta de aquel año - "Cuál es tu explicación bella, profunda o elegante preferida"- no dudó. Ni la selección natural, ni la segunda ley de la termodinámica ni la teoría cuántica. Taylor decidió ofrecer una respuesta inesperada: su explicación favorita le llevó a la cerámica de figuras rojas de la Grecia clásica.

La respuesta de Taylor se incluye junto con otras más de 200 de científicos y pensadores como Nassim Taleb, Steven Pinker, Richard Dawkins, Freeman Dyson, Daniel C. Dennett o Jared Diamond que acaban de ser recogidas en el libro 'Eso lo explica todo: Ideas bellas, profundas y elegantes sobre cómo funciona el mundo' (Deusto), editado por el hiperactivo animador del conocimiento John Brockman. El volumen recopila las respuestas a la pregunta Edge 2012, probablemente la edición más memorable de la cita hasta la fecha y que aún no habían sido traducidas al español. Física, cosmología biología, filosofía, lógica, filología, arte. Todas las respuestas son brillantes y luminosas pero quizás la más anticlimática e interesante sea la que da título a esta reseña: ¿Por qué los griegos pintaban gente roja en vasijas negras? Veamos. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de DANIEL ARJONA - El Confidencial
 

LO + Leído...