domingo, 17 de noviembre de 2019

(España) El duque de Westminster patina otra vez en Madrid: 6 pisos de lujo y 110 plazas de garaje

La familia británica de los Grosvenor vuelve a atragantarse con algunas de sus inversiones inmobiliarias en España. Si a principios de 2013, cuando el mercado inmobiliario español aún no había tocado fondo, Gerald Grosvenor, VI duque de Westminster, decidía reconducir sus inversiones en España y se veía obligado a vender algunos activos a precios de derribo después de haber invertido en el pico de la burbuja, seis años después, su hijo, Hugh Grosvenor (28 años), el séptimo de la dinastía tras la muerte repentina de su padre en 2016, ha vuelto a patinar con otra inversión en Madrid.

En esta ocasión, su error de cálculo se llama Jorge Juan 53, en pleno barrio de Salamanca, una de las múltiples promociones de lujo que en los tres últimos años han proliferado por la capital, pero cuya venta, según diferentes fuentes consultadas por El Confidencial, no ha ido según lo previsto. De sus seis viviendas, hay dos unidades vendidas y 15 plazas de aparcamiento de un total de 110 a escasos meses de la finalización de la obra.

Considerado como una de las personas más ricas de Reino Unido, el duque de Westminster apostó por este activo inmobiliario después de que fuera descartado por las grandes fortunas latinoamericanas propietarias de los proyectos de lujo más importantes del barrio de Salamanca. "Gran Roque, Italinmueble o Grupo Impar lo estuvieron analizando, pero todos ellos lo descartaron. Finalmente, Grosvenor se quedó con el solar, muy estrecho, y decidió desarrollar un proyecto de seis viviendas de superlujo y, nada más y nada menos, que 110 plazas de aparcamiento distribuidas en seis plantas de sótanos", comenta la misma fuente.

La venta de las viviendas está siendo mucho más complicada de lo previsto, pero lo que realmente preocupa en el mercado es la dificultad que están encontrando para colocar el centenar de plazas de aparcamiento. Según confirman a El Confidencial varias consultoras que han llevado su comercialización, y tal y como puede comprobarse en su página web, de las seis unidades a la venta solamente han conseguido cerrar la venta de dos de ellas y dos plazas de garaje a un mismo comprador. "10 plazas son para las viviendas y 100 para venta al público".

"Llevan a la venta dos años y nadie las compra. Además, el activo está fuera del perímetro del interés de inversores por el alto precio —11.000 euros el metro cuadrado de las viviendas— y la bajísima rentabilidad. Los usuarios de la zona no quieren comprar una plaza de aparcamiento en una planta -5 o -6, ni los clientes que compran viviendas tener que convivir con 100 clientes que compran plaza y que pasan por el mismo ascensor. Y el problema es que como el edificio es muy estrecho, no se pudieron hacer dos accesos para el 'parking", explica una de las consultoras inmobiliarias que han tenido sobre la mesa el proyecto. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de E. SANZ - El Confidencial
 

LO + Leído...