lunes, 2 de marzo de 2020

(España) Labe Comunicación: Las verdaderas causas de la cancelación del Mobile World Congress

Es oficial. Después de una cascada de deserciones y renuncias a asistir al Mobile World Congress, la organización ha cancelado la edición de este año ante la histeria generalizada que ha provocado una posible expansión del Coronavirus. De nada ha servido que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ofreciese garantías a la organización y negara la alerta sanitaria.

La entidad organizadora del mayor congreso que se celebra en España no ha confiado en las explicaciones del Gobierno, ni en las de Salvador Illa ni en las del ministro de Consumo, Alberto Garzón. “La cancelación no se debe a razones sanitarias”, dice la vicepresidenta primera Carmen Calvo, que responsabiliza a la organización.

Entonces, si no hay ninguna alerta sanitaria, si el coronavirus no es un peligro real para el evento ¿Por qué se cancela? Lo cierto es que El Mobile no se cree lo que dice el Gobierno y en su comunicado señala al virus como motivo principal pero además hace alusión a otros factores ¿Qué factores?

Puede que se refieran a la huelga de metro y taxi, a la inseguridad en las calles de Barcelona, al proces, o un recelo hacia la alcaldesa Ada Colau. Recordamos que antes de llegar a la alcaldía se manifestaba públicamente precisamente contra el Mobile World Congress y afirmaba que “La política de grandes eventos en la ciudad no es un modelo sostenible”. Y es que cuesta entender por qué se cancela este evento cuando todas las grandes compañías que han renunciado a estar en él sí han asistido en Amsterdam a un evento similar. Un evento en el que había 1300 stands y más de 200 eran de empresas chinas.

Firmas como Amazon, Nokia, Vodafone o Sony, que han renunciado a acudir a Barcelona, si han estado en Amsterdam. En este congreso el porcentaje de compañías chinas es del 18% y en el Mobile es del 5%. Con estos datos las dudas sobre por qué las compañías han ido retirando su participación al evento van más allá del efecto del coronavirus.

Y las consecuencias son 28.000 habitaciones de hotel anuladas, perdidas de 14 millones en apartamentos turísticos, dejar de ingresar en distintos sectores más de 500 millones de euros y la destrucción de cerca de 15.000 empleos que iban a generarse alrededor del evento.

FUENTE: Varias
 

LO + Leído...