sábado, 31 de octubre de 2020

(Panamá) Condenan detención irregular de periodista de La Estrella

El presidente del Grupo Editorial La Estrella y El Siglo (Gese), Eduardo Quirós, calificó como "un lamentable hecho que nos debe generar mucha preocupación" la detención del periodista de "La Decana", Juan Alberto Cajar, mientras le daba cobertura a una protesta, el 29 de octubre, en la Asamblea Nacional.

Explicó que con este hecho, en primer lugar "se demostró la incapacidad de la institución policial para lidiar con una protesta básicamente pacífica y con la participación de muy pocas personas".

En segundo lugar, también se demostró "la incapacidad de una institución que en desconocimiento pleno de la labor de los periodistas y de los medios de comunicación procede a la detención de un periodista, que en este caso es editor de La Estrella de Panamá".

Y en tercer lugar, "la institución para justificar esta lamentable situación ha mentido a la ciudadanía. El periodista Juan Cajar en todo momento portó y portaba visiblemente su carné de identificación como tal", sostuvo Quirós.

Quirós dijo que "el propio director general de la Policía le manifestó que (Cajar) había sido detenido porque no portaba el carné. Creo que fue mal informado y lamentablemente replicó esa mala información".

De hecho, en los videos que circulan por los distintos medios se puede ver a Cajar portando su carné mientras estaba siendo violentamente detenido por las unidades policiales. Incluso, se le escucha decir: soy periodista de La Estrella de Panamá.

El director de La Estrella de Panamá, Gerardo Berroa, por su parte,  afirmó que Cajar "estuvo identificado todo el tiempo". Sin embargo, expresó que más allá del incidente policial lo que más le preocupa es la "insubordinación" de la Policía  Nacional porque se "violó" una orden presidencial.

Explicó que él personalmente expuso el caso en la Presidencia de la República de Panamá, donde le pidieron "disculpa" y le manifestaron que "actuarían de inmediato".

Indicó que el presidente Laurentino Cortizo y el vicepresidente Gabriel Carrizo nombraron una comisión de la Secretaría de Comunicación del Estado, que junto con el presidente de Gese se apersonaron a la estación policial de San Felipe donde fue conducido Cajar; y estando presentes, "la Policía le exigió al periodista firmar un acta para quedar exentos de responsabilidades debido a que éste había declarado que lo habían arrestado, esposado y echado gas pimienta".

En el momento del acto, agregó Berroa: "un comisionado de la Policía le pide a Cajar disculpas delante de Quirós, pero un policía de menor rango que el comisionado recibe una contraorden que venía del director de la Policía, que dice que el periodista no podía ser liberado y tenía que ser llevado a medicina forense".

Posteriormente, Berroa explicó que recibió una llamada del director de la Policía, quien le confirmó que "ese procedimiento tenía que cumplirse para tener un respaldo", pese a que la Presidencia de la República había dado la orden de que se liberara el periodista.

"Aquí el problema no es el incidente ya del periodista y el arresto, es la insubordinación del director de la Policía porque está violando una orden presidencial. Hubo una orden de la autoridad civil que no se cumplió", manifestó.

Lo que pasa, sostuvo Berroa, es que "el director de la Policía no hizo caso a una orden directa del Presidente. Eso es lo más preocupante de esto. Las órdenes no pueden seguir llegando de los cuarteles. Nosotros toleramos 21 años de dictadura para llegar a este extremo. Encima, están mintiendo en un comunicado", enfatizó el director de La Estrella.

Tras la detención de Cajar y otros manifestantes, el Ministerio de Seguridad de la Policía Nacional difundió un comunicado en el que sostiene que "posterior a la aprehensión y estando en la sede policial uno de los aprendidos sacó un carné de prensa que no portaba al momento de la acción policial, no mantenía equipo de filmación o de grabación o algún equipo de aquellos utilizados por los profesionales de prensa".

Cajar fue liberado tras ser conducido ante un juez de paz, quien le comunicó que debía presentarse ante la instancia; y desde tempranas horas de la mañana de este 30 de octubre, se apersonó a la Casa de Paz de Bella Vista.

Horas más tarde, el defensor del Pueblo, Eduardo Leblanc González, anunció que abrió una queja de oficio para determinar si hubo una posible violación a los derechos humanos de los manifestantes y del periodista involucrado, por parte de las unidades de la Policía Nacional.

La semana pasada el presidente Laurentino Cortizo firmó la declaración de Chapultepec, con la cual reafirmó su compromiso con la libertad de expresión.

"El director general de la Policía Nacional le ha hecho un daño enorme al nombre del país internacionalmente y a la gestión del presidente Laurentino Cortizo con esta acción que, ya cometido el error, pudo haber sido resuelto relativamente rápido, sin embargo, se ha llevado hasta unas consecuencias que todavía no se saben lamentablemente", lamentó Quirós.

FUENTE: Con información de Mirta Rodríguez P. - La Estrella de Panamá
 

LO + Leído...